A la hora de viajar, nos intentamos preparar adecuadamente para tener todo controlado: maletas, reservas, etc. Pero también debemos de tener en consideración otros factores igualmente importantes como lo es el factor económico.

Cuando viajamos fuera de la Unión Europea, muchas veces, una de las incógnitas más comunes es el tema del dinero. Cuando necesitamos hacer un cambio de divisas, debemos de tener en cuenta algunas opciones disponibles  para poder hacer estas transacciones.

Aquí te mostramos algunas opciones a considerar y sus ventajas y desventajas a la hora de cambiar divisas en otros países.

Cambio en banco

Es una de las opciones más cómodas ya que hay oficinas bancarias por todas partes en la mayoría de las ciudades. Esta forma de cambio nos ofrece eficacia y facilidad aunque, regularmente, las oficinas de banco ofrecen un cambio con una comisión un tanto alta comparada con otras opciones.

Oficinas de cambio

Esta opción es probablemente la manera más fácil de adquirir un cambio de moneda. Sin embargo, te recomendamos que busques oficinas de cambio que no estén dentro de los aeropuertos, ya que estas tienen comisiones casi abusivas que podrían llegar a ser hasta un  50% más caras que otras oficinas localizadas en la ciudad. Si vas a algún lugar remoto y no sabes si podrás acceder a otro tipo de lugar de cambio, esta sería tu opción ideal.  Aun así, te recomendamos sacar el mínimo dinero posible a través de este servicio ya que la cuota es muy alta.

Cajeros automáticos

Hoy en día hay tres o cuatro entidades financieras que prácticamente rigen todo el mundo. La ventaja de esto es que seguramente vayamos a donde vayamos, habrá algún cajero Mastercard o VISA que respalden nuestras tarjetas y nos dará la posibilidad de sacar dinero. Las comisiones de los cajeros no suelen ser muy altas en comparación a otros métodos y regularmente se cobra una comisión parecida a la de sacar dinero en otra entidad bancaria que no sea la nuestra.

Tarjeta de crédito

Probablemente, en términos económicos, la más rentable de todas. Por lo regular al hacer pagos con nuestra tarjeta de crédito en el extranjero los bancos sólo convierten el cambio y te cambian el monto en nuestra moneda. La mayor limitación que tiene este tipo de pago es que no en todos los sitios aceptan tarjetas y esto nos podría complicar pagar en algunas tiendas pequeñas o puestos callejeros donde no se aceptan pagos con tarjeta.

Si sabes de otro cambio de divisa, no dudes en escribirnos en nuestros o a través de nuestra página web.