En los últimos años, las redes sociales están cobrando mucho protagonismo, no sólo para aquellas personas que quieren hacer un uso de ellas orientadas al ocio, sino también para quien las utiliza por cuestiones relacionadas con negocios.

Atrás quedó ese tipo de marketing basado únicamente en los beneficios, ese marketing frío que caía en el error de prestar más atención a los números que a las personas, y que iba a mantenerse en el tiempo hasta que lográsemos darnos cuenta de que resulta más productivo preguntar a la gente lo que quiere antes que intentar convencerles de que compren lo que a nosotros nos interesa.

Sin embargo, a día de hoy lo más importante para un cliente que confía en una empresa es sentir que le proporcionan un trato personalizado que se ajusta a unas necesidades específicas.

Aquí es donde entran en juego las redes sociales, ya que contamos con un gran número de alternativas para lograr conectar con el público de una manera que no resulte agresiva, es decir, ofreciendo un contenido de calidad que tenga el propósito de que nuestro público objetivo se sienta parte de nosotros y a la vez nosotros parte de ellos, pudiendo llegar a formar una gran familia.

Según la forma de la que queramos llegar a nuestro público objetivo, acudiremos a una red social o a otra. Por ejemplo, si deseamos mostrar nuestra actividad a través de imágenes utilizaremos Instagram, haciendo uso de los #hashtags para conectar con aquellas personas que tengan gustos o intereses parecidos a los nuestros.

Instagram también nos proporciona la opción de compartir contenido en directo, al igual que Periscope, y actualmente todo el mundo sabe que la información en streaming está de moda.

Por otra parte, también Twitter está acaparando mucho protagonismo en los últimos años, ya que el fenómeno de viralidad que nos ofrece es realmente exagerado.

A diario podemos observar cómo miles y miles de Community Managers compiten para ver quién consigue el comentario más acertado, ya que lograr llegar a tocar esa tecla mágica podría proporcionar una publicidad muy valiosa para la empresa en cuestión.

En definitiva, las redes sociales nos proporcionan notoriedad en el mercado, y a día de hoy si no conectas con el mundo a través de la red tampoco eres visible a los ojos de la gente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR