Tipos de mercados

Tipos de mercados

Los componentes que conforman el mercado son importantes por lo que anteriormente hemos dicho, pero también es importante conocer las diferentes estructuras que puede presentar un mercado para así poder identificar rápidamente ante que tipo de mercado nos encontramos y poder comenzar a diseñar rápidamente la estrategia que consideremos más adecuada para posicionarnos en ese mercado.

Mercados según el nivel de competencia

Según el nivel de competencia, podemos encontrarnos con diferentes tipos de mercados, como los monopolios, donde sólo existe un único oferente y muchos demandantes, las barreras de entrada son muy fuertes. También podemos identificar los oligopolios, que consisten en mercados donde hay un número reducido de oferentes y muchos demandantes, muy pocos se reparten el mercado.

Según el nivel de competencia podríamos hablar de competencia perfecta cuando hay un número de oferentes y demandantes muy elevado y el producto es muy homogéneo. Y competencia monopolística cuando coexisten un amplio número de oferentes con productos diferenciados y un amplio número de demandantes.

Mercados según el tipo de comprador

Según el tipo de comprador, podremos encontrarnos con mercados organizacionales e industriales, que es el que toda organización necesita para comprar bienes para emplear en procesos de producción. Hay mercados de servicios, que son intangibles en los que no se transfiere propiedad ninguna.

Y hay mercados de consumo que están compuestos por los compradores finales de productos y servicios, dentro de los mercados de consumo nos podemos encontrar con los mercados de consumo duradero, donde los precios son elevados y son productos que permiten su uso a largo plazo y con los mercados de consumo inmediato, cuyos productos se extinguen casi inmediatamente después de ser utilizados y donde transcurre poco tiempo de una compra a otra.

Conocer los diferentes tipos de mercados nos ayudará a identificar rápidamente cuales serán los elementos básicos de cada mercado, esto será muy importante ya que así podremos determinar si es un mercado al que nosotros podemos dirigirnos o si es un mercado que debemos rechazar en favor de otros. Diseñar con agilidad la estrategia para atacar un mercado podrá favorecer nuestra posición el mismo.