Presentar una idea y convencer al inversor

¿Cómo convencer a los inversores para que apuesten por nuestro proyecto? Más allá de las contingencias del destino, los golpes de suerte y los esfuerzos personales, hay reglas para seguir que pueden servir a la hora de conseguir el dinero suficiente para que el negocio funcione.

Compartir...Share on Facebook {focus_keyword} Presentar una idea y convencer al inversor facebook0Tweet about this on Twitter {focus_keyword} Presentar una idea y convencer al inversor twitter3Share on Google+ {focus_keyword} Presentar una idea y convencer al inversor google0Pin on Pinterest {focus_keyword} Presentar una idea y convencer al inversor pinterest0Share on LinkedIn {focus_keyword} Presentar una idea y convencer al inversor linkedin0
Un buen negocio empieza por una buena idea, pero también por una buena forma de transmitirla {focus_keyword} Presentar una idea y convencer al inversor edifcreacion1
Un buen negocio empieza por una buena idea, pero también por una buena forma de transmitirla

Un negocio, una empresa o un proyecto empiezan por una idea.
La idea es el génesis del éxito para un negocio. Es a partir de ésta que la empresa nace. Es la base del edificio. Es su cimiento.
Pero la idea no sirve de nada sino somos capaces de manifestarla, de darla a conocer de la mejor manera para poder realizarla. Concretamente, debemos saber explicarla y embellecerla para conseguir inversores que ayuden a llevarla a cabo.
Saber manifestar nuestro proyecto es esencial para convencer a que un inversor apueste por nosotros. El proceso de comunicación del proyecto es escalonado, y va desde contar el proyecto, hasta plantear las proyecciones financieras del mismo.

Comunicar la idea

Un primer paso para acercar la idea al inversor se denomina “Elevator Speech”, y se refiere a comunicar la idea madre del proyecto al inversor. El término en inglés se traduce como “discurso de ascensor”, en alusión al tiempo que dura este viaje y a la capacidad de definir la idea en este breve lapso.
El proyecto empresarial debe poder contarse en pocas palabras. El objetivo es hacer interesar al inversor sobre el proyecto para que éste conceda una oportunidad. Otra razón para que la idea se exprese en pocas palabras es que de seguro el inversor tiene más de un proyecto en su cabeza, otros que le comentan y más que le proponen, aparte de sus propios negocios, deberes y asuntos personales. Si la idea no resulta interesante y atractiva, lo más probable es que se pierda.
Si logramos un interés, seguidamente deberemos presentar un resumen del proyecto en no más de tres páginas. Mientras más conciso mejor. Los tiempos del mundo empresarial son breves y no hay espacio para palabras decorativas. En el resumen deberá aclarar la idea fundamental, los puntos principales del mismo, el capital necesario para llevarlo a cabo, cómo se gastará y cuales serán los beneficios. Recuerde que todo deberá estar resumido y explicado a grandes rasgos, y que el inversor que lo leerá no quiere perder tiempo. Si le resulta atractivo continuará con el proyecto.

Presentación del proyecto

Una vez concretada esta primera etapa, el proyecto deberá ser presentado personalmente ante el o los inversores. El método más usual será utilizando el powerpoint o un programa similar. La exposición no tendría que ser mayor a veinte minutos, incluso menos. Trate de ser conciso y contundente. No busque detallar todo el plan, sino convencer. Para esto su proyecto deberá ser atractivo. Debe llamar la atención. El objetivo es lograr que se vuelvan a reunir para profundizar sobre el negocio, no explicarle hasta el último detalle del mismo. Ya habrá tiempo para eso.
La siguiente etapa corresponde a la presentación del plan de negocios, en el que se especifica qué es lo que se va a hacer y cómo. En él se responden a todas las preguntas que puede tener el o los inversores. Cómo, dónde, cuándo, quién, cuánto. Éste ya está interesado en el proyecto y quiere concretarlo, pero para eso deberá tener una idea clara de cómo se lo va a lograr. Y si bien, una vez comenzado a transitar el camino de la realización, los hechos hagan cambiar el rumbo, o tomar decisiones no previstas en el plan, éste no puede dejar de ser detallista.
Ahora el inversor quiere discutir los pormenores e imaginarse todo el panorama completo. El plan de negocios es el mapa que sirve de guía para esto. La idea ya fue comunicada, se convenció al inversor, ahora es tiempo de ponerla en práctica.
El último paso es presentar una proyección financiera en la que se especifiquen metas de ventas y costos realistas, lo que va a servir para calcular el retorno económico del proyecto. Que significa el punto fundamental para cualquier inversionista.

  1. RT @Creacionempresa: Presentar una idea y convencer al inversor http://bit.ly/aGLBnO

Leave a Reply

Your email address will not be published.