captura fnac.es

captura fnac.es

Quizá sea una cuestión de vocabulario, ya que merchandising y licensing son dos términos anglosajones que tienen su versión española, con una utilización casi nula (micromercadotecnia y productos licenciados) o quizá sea por la proyección que se le ha dado al merchandaising.

Sea cuales sean los motivos, la idea generalizada que se entiende por merchandising es errónea, y por lo tanto, cuando compramos una camiseta de La Guerra de las Galaxias o una mochila de Bob Esponja no estamos compramos merchandising, sino productos bajo licencia.

Es importante esta diferencia puesto que, un error de nomenclatura, podría llevar a una empresa a escoger una estrategia de marketing equivocada.

Merchandising

El merchandising esta una técnica de marketing que recoge todas aquellas actividades destinadas a obtener la máxima rentabilidad en el punto de venta. Es decir, son una técnica de de actividades comerciales que afectan al entorno del punto de venta para orientar al cliente hacia la compra.

Este técnica surgió en el siglo XX debido a la aparición del autoservicio, donde el vendedor pasó a ser un consejero de los clientes para que realicen su compra y los clientes accedían directamente a los productos.

Algunas de las acciones típicas de merchandising que se pueden distinguir en los establecimientos comerciales son las siguientes: exponer los productos directamente al consumidor, de cara a cara, crear un recorrido, crear zonas de difícil acceso para los productos de compra obligada, colocar al nivel del ojo los artículos cuya venta se quiera potenciar, colocar carteles y displays, establecer un buen ambiente con la música y implantar un sistema check – out (pagar al salir).

Licensing

El licensing, productos bajo licencia o productos licenciados son las formas técnicas y profesionales de llamar a aquellos productos que se venden apoyados en una imagen o en una marca. Sirve, habitualmente, para lanzar o potenciar la imagen de algunas marcas, personajes o películas.

El funcionamiento del licensing consiste en licenciar una marca o un personaje para su uso en productos como material de papelería, camisetas, relojes, muñecos y un largo etc. De este modo los fabricantes de los productos se benefician de usar una imagen que les generará más venta y, en retroalimentación, los propietarios de los derechos de imagen también se beneficiarán (tanto por artículos vendidos como por la creciente notoriedad de su personaje o marca).