A finales de año, las entidades financieras hacen campañas para animar a la gente para abrirse planes de pensiones. Se trata de una forma de ahorro a largo plazo que nos tranquiliza en el caso de no cumplir las condiciones requeridas a la hora de recibir la pensión pública que nos pertenece tras jubilarnos.

Los planes de pensiones llevan muchos años funcionando, y tienen tanto defensores como detractores. Hoy te enseñamos por qué para que tú mismo decidas de qué lado estar.

¿Qué es y por qué es muchas veces necesario?

Un plan de pensiones no es otra cosa que una cuenta de ahorros. El individuo que lo abre hace ingresos periódicos en este plan con el importe y la periodicidad que desee. Así, a la hora de su jubilación, invalidez o fallecimiento dispondrá de ahorros que habrá ido acumulndo durante sus años de trabajo

Hay 2 tipos de plan de pensiones que son comunes:

  • Plan de pensiones individual. En este caso se puede traspasar dinero a otros planes libremente.
  • Plan de pensiones de empleo. En este plan la empresa aporta una parte, y el empleado otra. En este caso no puede moverse el dinero a otros planes a no ser que desaparezca la relación laboral.

Algunos economistas y expertos dicen que en 10 años será muy necesario que los españoles cuenten con un plan de pensiones, pues en los últimos años la recaudación de la Seguridad Social ha sido insuficiente para estos gastos y se ha ido reduciendo.

Al parecer, el envejecimiento de la población española tiende a hacer insostenible las pensiones públicas a futuros, hecho que hemos ido viendo en los últimos años.

Lo adecuado es abrirse un plan de pensiones tan pronto como se ingrese en el plano laboral. Cuanto antes se empiece, menos trabajo costará mantenerlo en el futuro.

Otro detalle conveniente es ahorrar mes a mes y no sólo a final de año, ya que esto neutraliza los movimientos de los mercados financieros y además supone una disciplina de ahorro en progreso.

Ahora que está clara la información, es probable que plantees abrir un plan de pensiones. Te recomendamos que, en caso de hacerlo, te encuentres en una situación estable de empleo para poder hacer ingresos periódicos y así tener unos ahorros, ¿a quién no le viene bien?

El plan de pensiones es un acierto ya que te obliga a ahorrar y no disponer del dinero hasta que realmente lo necesites. Por ello, cualquier persona que lo tenga abierto recibirá sus ingresos en forma de ahorros desde que se jubile.