Según la SEPE el contrato en formación tiene por objeto la “cualificación profesional de los trabajadores, en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa, con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo”

Es decir, se trata del compromiso por parte de la empresa de que el trabajador recibirá horas de formación dentro de su jornada laborar.

El aspirante a un contrato de formación debe estar inscrito como demandante de empleo en la oficina de SEPE.

Además, si un trabajador ha estado trabajando en los últimos doce meses en una empresa, ésta no puede volver a contratarle para realizar la misma actividad, pero sí en otra diferente. Si ha trabajado en la misma empresa menos de doce meses sí puede contratarlo para la misma actividad.

Características del contrato en formación


Edad del solicitante

El trabajador debe ser mayor de 16 años y menor de 25. De manera excepcional se podrán realizar contratos de formación hasta los 30 años, hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%

Estos requisitos de edad no se aplican a discapacitados ni colectivos de exclusión social.

Duración del contrato

Con una duración mínima de un año y máxima de tres años.

Este periodo podrá prorrogarse, mediante acuerdo de ambas partes, hasta dos veces. En este caso, cada prorroga debe tener una duración mínima de 6 meses y máxima de 3 años.

Tiempo de trabajo dentro de la jornada laboral

Durante el primer año, del 100% de la jornada laboral estipulada por convenio, el tiempo que el trabajador bajo un contrato de formación puede invertir en trabajo efectivo no debe superar el 75% quedando mínimo un 25% para formación.

Durante el segundo y tercer año pasa a un 85%.

Periodo de prueba

No podrá ser superior a: 

  • 6 meses para técnicos titulados.
  • 2 meses para los demás trabajadores.
  • 3 meses para cualquier trabajador en caso de que la empresa tenga menos de 25 trabajadores.

 

Ventajas del contrato en formación para el trabajador


  • Reducción del 100% de las cuotas a la Seguridad Social, prestación y subsidio por desempleo.
  • Formación con obtención de un Certificado de Profesionalidad.
  • Inserción laboral y formación profesional para jóvenes sin experiencia o titulación.
  • Posibilidad de contratación hasta tres años.
  • La formación puede impartirse online a partir de de 2016

Ventajas del contenido de formación para el empresario

  • Reducción del 100% de la cuotas de la Seguridad Social, y del 75% para empresas con más de 250 trabajadores.
  • Reducción de la cuota de empresa a la Seg. Social de 1.500€ (1.800€ en las mujeres) durante 3 años, por transformación en indefinido.
  • Cotización a la S. Social fija y reducida, sólo 79,08€/mes.
  • Formación es 100% bonificada.